Existen muchas cosas de las que comentar acerca de los aceites de cocina. En esta página aprenderás todo acerca de las propiedades, características y los tipos de aceite que existen, tanto los de cocina como los otros tipos de aceite, grasas y derivados.

¿Qué son los aceites de cocina?

Para empezar, hay que tener claro que el aceite de cocina no es otra cosa que grasa que puede ser de origen animal o vegetal. Este tipo de aceites se suele encontrar en un estado líquido a temperatura ambiente. Aún así, cuando se habla acerca de aceite de cocina, popularmente se le asocia más con lo que conocemos como aceite vegetal.

Esto es útil: el aceite vegetal de caléndula y sus propiedades.

aceites de cocina

Tipos de aceites de cocina que existen

Hay una infidad de tipos en cuanto a aceites vegetales se refiere y como hablaremos más adalente. No obstante, hay que recalcar que al contrario de lo que muchos piensan, no todos los aceites vegetales se utilizan para cocinar. Esto se debe a que no todos los aceites vegetales son comestibles.

Ejemplos de algunos tipos de aceite de cocina:

  • Aceite de coco
  • Aceite de palma
  • Aceite de oliva
  • Aceite de argán
  • Aceite de colza
  • Aceite de sésamo
  • Aceite de girasol
  • Aceite de aguacate
  • Aceite de soja
  • Aceite de maíz
  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de semilla de uva
  • Aceite de almendra
  • Aceite de cártamo
  • Aceite de salvado de arroz
  • Aceite de cáñamo
  • Aceite de semilla de algodón
  • Aceite de semilla de mostaza

¿Cuál es el aceite más saludable para cocinar los alimentos?

No podemos negar que es uno de los productos que más se utilizan en las cocinas de todo el mundo. Suelen ser una parte muy importante en cada preparación, siendo utilizado mayormente para freír o en la elaboración de algunas recetas que necesitan grasa para cocinarse de manera correcta.

Al haber una gran variedad de aceites, es normal que uno al comprar se pregunte cuál es realmente el mejor aceite. Si bien, cada tipo de aceite sirve mejor para una u determinada receta, hay que tener en cuenta que algunos aceites son más saludables que otros y por el contrario también algunos pueden resultar incluso dañinos en determinadas circunstancias.

No todos los aceites vegetales son saludables

Ya dijimos anteriormente que no todos eran comestibles, pero quitando a los no comestibles, hay que dejar claro que tampoco todos los aceites vegetales comestibles son saludables. El hecho de tener procedencia de origen vegetal (de la naturaleza) no es sinónimo de saludable como muchos piensan. Aunque en la mayoría de los casos puede que sí lo sean. Inclusive algunos de los aceites que utilizamos para cocinar no se recomiendan utilizar de manera frecuente.

Ejemplos de aceites de cocina que no son muy saludables y preferiblemente evitar:

  • Aceite de palma
  • Aceite de soja
  • Aceite de maíz
  • Manteca de cerdo
  • Margarinas

Cómo saber si un aceite vegetal es saludable

Hay que tener mucho cuidado al adquirir aceite de fuentes de poca confianza. Es muy probable que en muchos de estos sitios pueden resultar muy atractivos los precios e incluso parezcan una completa ganga. La forma en la que consiguen ofertar el mismo tipo de aceite de forma más económica es renunciando a la calidad del mismo.

No todos los aceites del mismo tipo son iguales y lo que importa en cada aceite es el % de ácidos grasos monoinsaturados. Cuanto más alto sea el nivel de ácidos grasos monoinsaturados, de mejor calidad es el aceite (en cuanto a cocinar alimentos se refiere). No hay que confundirlo con los ácidos grasos saturados, pues cuanto más alta sea la concentración de ácidos grasos saturados, de peor calidad es el aceite.

¿Cuál es el aceite más saludable para cocinar?

Por excelencia y típica de la dieta mediterránea, se considera al aceite de oliva como el más saludable para la preparación de alimentos de todo tipo. Concretamente hay que priorizar el de tipo 100% extra virgen, pues este no ha sido sometido a ningún tipo de refinamiento, conservando todas sus propiedades.

Se encuentra compuesto de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados que favorecen funciones importantes del cuerpo como la circulación o el metabolismo. Además, tiene un sabor relativamente suave que combina con todo tipo de platos, puesto que no interfiere destacablemente con el sabor final.

Otros aceites saludables y como alternativa al aceite de oliva se encuentran:

  • Aceite de girasol
  • Aceite de cacahuete
  • Aceite de coco
  • Aceite de canola o colza
  • Aceite de semillas de uva
  • Aceite de linaza
  • Aceite de ajonjolí