El aceite de caléndula se obtiene como resultado de la maceración de la caléndula. Es un aceite vegetal con propiedades antiinflamatorias y calmantes para la piel. Considerado dentro del mercado de estética y belleza para el cuidado y belleza de la piel, debido a sus grandes beneficios hidratantes, nutritivos y desmaquillantes. También es muy empleado por las mujeres embarazadas durante la etapa de gestación. De igual manera es recomendado por los dermatólogos, como parte del tratamiento a los pacientes con problemas cutáneos.

¿Dónde nos podemos encontrar con el aceite de caléndula?

La caléndula es reconocida tradicionalmente, por poseer una gran diversidad de beneficios terapéuticos y se logra utilizar de numerosos modos como en:

  • Infusión
  • Decocción
  • Aceite
  • Pomada
  • Cataplasma
  • Tintura
  • En Polvo
  • Como Ingrediente de nuestras deliciosas Ensaladas.

aceite de calendula

Propiedades del aceite vegetal de caléndula

Es uno de los aceites más utilizados para el cuidado de la piel sensible de los bebes y para cualquier tipo de piel sensible que padecen de irritaciones constantes, por presentar una diversidad de propiedades que generan beneficios saludables al organismo:

Antiinflamatorio

Es indicado para pieles sensibles susceptibles de inflamaciones o irritaciones ocasionadas por alergias. Desinflama la zona afectada al aplicarse diariamente sobre la misma.

Hidratante

El aceite caléndula es rico en ácidos grasos insaturados que evitan la perdida de agua en las células, manteniéndolas sanas y por consecuente un cutis hidratado y luminoso. Es recomendado para el tratamiento en cutis seco o reseco.

Nutritivo y Anti-edad

Es rico en vitamina E o conocido como Tocoferol. Las vitaminas junto con los ácidos grasos esenciales, aportan los nutrientes necesarios a las células, lo que permite conservar un rostro de apariencia joven. Es eficaz para el tratamiento anti-edad o anti arrugas, al combinarse con otros con ingredientes activos como el aloe de vera o el aceite de neem.

Desmaquillante:

 El aceite de caléndula es esencial como producto natural Desmaquillante en vez de utilizar cosméticos elaborados a base de alcohol. Esta cualidad es muy beneficiosa, sobre todo para las personas que sufren de piel muy sensible, ya que se irritan con facilidad.

¿Cómo usar el aceite de caléndula?

Cada vez las personas toman más consciencia sobre las ventajas de la cosmética natural y los peligros o contraindicaciones de la cosmética industrial. Se ha demostrado que, combinando ciertos elementos naturales como los aceites naturales, los aceites esenciales o las arcillas, proporciona increíbles resultados en la piel y en el organismo.

El aceite vegetal de caléndula es particularmente terapéutico e incluso genera más beneficios si se compara con otros aceites vegetales utilizados en la cosmética natural.

Aceite de caléndula como aceite hidratante/nutritivo facial y corporal

Sirve para humectar la piel al ser utilizado como hidratante diario. Mediante la elaboración de mezclas cosméticas con aceites vegetales y esenciales, obteniendo eficaces resultados en especial en piel sensible. De esta manera, se puede aprovechar las distintas propiedades de cada elemento, según las necesidades de cada tipo de piel.

En mascarillas caseras faciales

El aceite vegetal de caléndula está especialmente recomendado para pieles sensibles, dermatitis acné o cualquier tipo de afección de la piel. Para obtener resultados eficaces, se sugiere elaborar mascarillas caseras y naturales para saber combinarlo con otros ingredientes naturales.

Para desmaquillar

Puedes utilizar el aceite de caléndula si sufres de acné o de piel sensible, puesto que es un desmaquillante natural súper eficaz.

Para exfoliar

El aceite vegetal de caléndula es excelente exfoliador al mezclarlo con la sal marina, arcilla verde u otros elementos naturales. Estimula de esta manera el crecimiento y regeneración celular de la epidermis, proporcionando al mismo tiempo, nutrientes esenciales para la piel.

Beneficios saludables del aceite de caléndula

Realmente con el aceite vegetal de caléndula es un maravilloso extracto oleoso, se puede beneficiar cualquier persona. En especial las personas con piel sensible o con condición dermatológicas alérgicas.

Para pieles muy sensibles

El aceite de caléndula por sus altas propiedades antiinflamatorias y calmantes, ayudan a proporcionar un efecto relajante en situaciones de estrés.

Para bebes y embarazadas

El aceite de caléndula es utilizado por muchas mamas para evitar las irritaciones en la piel del bebe que aparecen por la pañalitis. También es utilizado por las embarazadas durante el tiempo de su gestación para hidratar la piel de la barriga y evitar estrías.

Para personas con alteraciones dermatológicas

Muchos dermatólogos lo recomiendan junto con el aceite de rosa mosqueta como tratamiento para contrarrestar el acné o la psoriasis.  También es un tratamiento eficaz para la varicela.

Aceite de caléndula casero

En la medicina popular la caléndula es considerada un antídoto, que se utiliza como antibacteriana, fungicida y antiespasmódica. Sus infusiones, son excelentes como regulador de la menstruación y calmante de sus dolores. Pero realmente, para el tratamiento de la piel es donde se destacan sus virtudes.

Se caracteriza por sus propiedades desinfectantes, antiinflamatorias, cicatrizante, antiséptica y como calmante. Siendo un eficaz remedio en el tratamiento de afecciones en pieles sensibles, irritadas, inflamadas y hasta en quemaduras. Como también para tratamientos de dermatitis, picaduras de insectos y otras infecciones de la piel. La caléndula, también se puede comer siendo utilizados sus pétalos para ensaladas, así como también aromatizar sopas y guisos.

Modo de preparación del aceite casero de caléndula

En caso de que te hayas resultado atractivas las propiedades, beneficios y usos del aceite de caléndula, seguramente te interese estas instrucciones sobre cómo hacer aceite de caléndula casero paso a paso.

Necesitamos

  • Aceite de olivas virgen extra
  • Flores de caléndula
  • Frasco de cristal

Modo de preparación 1 – Maceración en calor

  1. Introduce las flores de caléndula en el frasco y cúbrela con aceite de oliva hasta que se encuentren las flores completamente cubiertas de aceite.
  2. Deja reposar la mezcla unos 15 días. Diariamente deja que esté al sol 2 o 3 horas, además de remover un poco.
  3. Pasados los 15 días, pasa el aceite por un colador y el resultante es aceite de caléndula.

Modo de preparación 2 – Maceración en frío

  1. Introducir las flores en un frasco oscuro y recubrirlas con aceite de oliva.
  2. Dejar el frasco en un lugar frío durante 40 días.
  3. Pasados los 40 días tendrás aceite de caléndula.

¿Cuál es la diferencia entre la maceración en frío y en calor?

El proceso de reposo que realizamos en ambos casos se llama maceración. Lo recomendable es hacer la maceración en frío, puesto que de esta manera se mantienen mucho mejor las propiedades de la caléndula, aunque lo malo es que requiere más tiempo.

Finalmente, si no te ha quedado muy claro el proceso de cómo hacer aceite de caléndula casero, te dejamos con un vídeo muy explicativo: