El aceite de hipérico es un tipo de aceite extraído a partir de la maceración de la flor hipérico. A ella se le atribuían cualidades mágicas y desde la edad media ha sido utilizada con fines medicinales. Hoy en día hay diversos estudios que avalan algunas capacidades curativas de esta flor.

La flor procede de Europa, aunque también es vista en otras partes del mundo. Se podría encontrar como hierba de San Juan, hierba militar o simplemente hierba hipérico (a).

Propiedades y usos

Esta planta tiene diversas propiedades curativas gracias a su composición.

  • En sus plantas tiene vitamina C, hiperforina, limoneno y rutina.
  • En las hojas tiene pequeñas cantidades de plomo y cadmio. (Cantidades muy bajas que no podrían dañar el organismo).
  • En la flor tiene flavonoides y taninos.

aceite de hiperico

Con todo esto, el aceite tiene múltiples usos. Podría ser un antiinflamatorio, un bactericida o un eliminador de cicatrices dejadas por la varicela. También sirve para curar el insomnio, miedos y estrés o para calmar las jaquecas.

El aceite de hipérico para el cabello

El aceite hipérico suele utilizarse como complemento del champú. Este se usa especialmente en personas que tienen caspa a consecuencia de una alta resequedad en el cuero cabelludo. Su función en este caso, sería estimular la circulación sanguínea en el mismo.También se usa en el caso de tener una cabellera débil.

Con tan solo unas gotas de este aceite bastará para tener un cuero cabelludo y pelo más nutrido y fuerte. Claro, utilizando un champú poco abrasivo.

Obviamente no servirá de nada si se usan tintes o jabones fuertes, por eso es recomendable utilizar champús sin olor.

Si sufre de calvicie este tratamiento no podrá hacer nada por usted.

Sus usos para las hemorroides

El aceite hipérico tiene excelentes cualidades para el tratamiento de hemorroides ya que tiene un contenido rico en hiperósidos. Esto es muy útil para ser usado como un analgésico o un antiinflamatorio.

Por otra parte, estas flores contienen hiperforina, un componente que funciona como antibiótico y sedante. Entonces, un aceite que funcione como analgésico, antiinflamatorio, sedante y antibiótico al mismo tiempo, es perfecta. Tomando en cuenta que es económica, “segura” y natural.

Cómo aplicarla

Primero que nada, recomendamos consultar a un médico. Pero, de no ser necesario, con unas gotas en la zona afectada bastará para aliviar el dolor y la incomodidad.

Si no notas alguna mejora o tienes alguna reacción alérgica, aconsejamos consultar con el médico lo más rápido posible.

Como cura y tratamiento para el acné

Ya hemos hablado bastante de propiedades y beneficios, pero hay otra función que se le podría atribuir al aceite hipérico.

Gran parte de los adolescentes en su pubertad presentan cambios hormonales en su cuerpo, ya sea hombre o mujer. Un indicio de este cambio es el acné. Este se puede producir por múltiples factores y en la mayoría de los casos solo afecta la estética del joven.

Mientras pasa el tiempo, poco a poco cada vez más granos van apareciendo y dejando marcas. Puede ser que el adolescente se estirpe los granos dejando una marca más grave. Pero, por otro lado, sin habérselos tocado podría dejar una marca igual o peor.

Al aplicarlas sobre un grano o una marca, esta suele a desaparecer sin dejar rastro alguno.

Para lograr esto, primero debes preparan el aceite siguiendo este proceso:

1) Necesitas un envase grande de vidrio, preferiblemente una botella.

2) Tienes que llenar el envase con las ramas de la flor de hipérico, estas preferiblemente recogidas en junio o julio. (En la época más calurosa).

3) Rellenas el frasco con aceite de oliva extra virgen.

4) Luego tienes que taparlo y dejarlo al sol durante unos días hasta que la mezcla tome un color rojizo.

5) Cuando esto ocurra, debes retirarlo del sol y llevarlo a un lugar fresco durante un par de días.

6) Finalmente, cuando aparezca un grano, debes aplicarla directamente sobre él, pero no lo estirpes antes ni después de aplicarla. Debes dejártela por una noche al menos y retirarla con abundante agua en la mañana. No debe usarse de día, ya que al contacto con el sol, el aceite podría ser perjudicial para la piel.

Este mismo tratamiento no solo sirve para el acné, también sirve para otro tipo de cicatrices. Por ejemplo: las dejadas por el herpes bucal o heridas comunes. También se usa para calmar algunos dolores y, se dice, que hasta para disminuir el daño en las várices. Esto último no está comprobado.

Para usarlo con tu bebé en casa

Este aceite se usa principalmente en los bebés para aliviar la pañalitis. (Irritación de la piel por el roce constante entre el pañal y la piel delicada de ellos. Además, los orines y los residuos de las heces colaboran con el desarrollo de la irritación).

Una complicación de la pañalitis podría llevar a una infección cutánea o en sus órganos genitales. De ser una infección muy leve podría tratarse con este aceite. Sin embargo, siempre es recomendable asistir primero a un médico antes de automedicarse. Tampoco se recomienda su uso en partes internas ni en niños menores de 3 años.

Hay que tener especial cuidado con nuestros bebés. Ya que tiende a dañar la piel si no es retirada y se tiene contacto con los rayos del sol.

A veces nosotros olvidamos por completo las recetas naturales de la vieja escuela. Tendemos a confiar más en una un medicamento lleno de químicos que a la larga nos podría hacer algún daño. Pero, por otro lado, hoy en día el mercado de los tópicos y medicamentos naturales está tomando vida nuevamente. Esto puede ser a consecuencia de los altos precios de algunas medicinas y los efectos secundarios que estas suelen dejar.

Siempre es recomendable visitar a un médico y que él sea el que tome la decisión correcta. Porque de preparar un medicamento mal, podría llevar al paciente a una intoxicación o a empeorar los síntomas que presentaba. Por otro lado, tenemos que recordar que hace miles de años no existía una hospital o una clínica. Éramos nosotros mismos, quizá con la ayuda de otros, quienes curábamos nuestras dolencias con lo que la naturaleza nos ofrecía.