El aceite de maíz es un líquido graso o aceite vegetal que se elabora extrayéndolo del cereal más antaño cultivado en el continente americano. Por lo que, su historia se remonta a muchos siglos en el pasado, convirtiéndose así en el producto alimenticio más comercializado en la historia del hombre.

Introducción al aceite de maíz

Su exquisito sabor es una fuente de concentrados energéticos y de ácidos grasos esenciales, es por esto que este aceite es un alimento muy valorado por los consumidores de todo el mundo, para aprovechar al máximo sus propiedades nutricionales debe ser obtenido por presión en frio del germen de maíz fresco.

aceite de maiz

La calidad de este aceite empieza con las condiciones correctas para su cultivo y desarrollo, su gran sabor es una concentración de energía y ácidos grasos esenciales para el funcionamiento del cuerpo humano.

El más común de encontrar es el aceite refinado o procesado, este tiene un color más claro y su nivel de acidez es bajo, este aceite refinado se usa más que todo para freír, rehogar, entre otros; en la industria alimentaria lo utilizan para fabricar mayonesa, mantequilla, panes y verterlo sobre platos preparados. Por otro lado, en la industria automotriz el maíz es una materia prima para crear biodiesel como combustible que entre el 2012 y 2014 creció de manera acelerada y exorbitada.

Propiedades del aceite de maíz

Entre sus propiedades tenemos que contiene antioxidantes debido a su buen nivel de vitaminas E que previene el envejecimiento manteniendo las células jóvenes. Además, aporta tocoferoles que combate enfermedades circulatorias o vasculares, así como también a problemas neurológicos y la esterilidad.

Es un hidratante para la piel y para tratar cabellos secos, es una gran fuente de ácidos grasos omega 6 que ayuda en la salud cardiovascular entre muchos otros órganos del cuerpo. También contiene grasas poliinsaturadas que es beneficioso para evitar la subida de los niveles de colesterol. En la medicina natural se usa para fabricar otros aceites especiales que se utilizan de manera terapéutica en la aplicación de masajes corporales.

Beneficios del aceite de maíz

Sus beneficios son muy variados principalmente porque no contiene muchas calorías como si lo contienen los granos de arroz y trigo. El maíz está lleno de flavonoide y luteína que en conjunción trabajan para mantener saludables las mucosas, piel y vista; contiene vitaminas A, vitaminas B6 y tiamina.

Usos y aplicaciones del aceite de maíz

Es indudable que el aceite de maíz es uno de los aceites más populares debido a sus grandes aportes al organismo humano. Es un aceite que principalmente vemos y utilizamos en la preparación de alimentos, aunque su uso no se limita sólo a este ámbito. Tiene otras aplicaciones que quizá no sabías y que a continuación te mostraremos.

Aceite de maíz para elaborar comida

El aceite de maíz suele ser muy usado en restaurantes, bares, establecimientos de comida rápida, comedores de empresas e instituciones educativas entre otros. Esto es para sustituir al aceite de oliva el cual es más caro, se suele utilizar este aceite para fabricar margarina, mayonesa, en la industria del pan, preparar consomés claro las veces que se quiera remplazar por la grasa animal, aderezar ensaladas, entre otros. También existe una versión de aceite de maíz virgen el cual tiene un color ámbar y su sabor es idéntico al maíz. Este tipo de aceite derivado también del maíz es muy usado en salsas y ensaladas, pero tiene un problema, que no puede soportar bien las altas temperaturas, para eso es mejor el aceite refinado.

Aceite de maíz para el cabello

Debido a sus numerosas y fantásticas propiedades el aceite de maíz es uno de los más recomendados por muchas cosméticas y centros de belleza. Estos aceites tienen ligeras formulaciones para el cabello que no le agregan peso ni lo engrasan al momento de aplicarlo. Además, dejándolo suave, ligero y a la vez con mucho brillo, sumamente placentero al olfato.

Aceite de maíz para la piel

No cabe la menor idea de que el maíz es un vegetal muy interesante desde el punto de vista nutricional. Especialmente por sus tan variadas propiedades y cualidades tan esenciales para nuestro organismo.

A la vez que el maíz también se constituye como un producto ideal para la belleza, siendo el aceite de maíz no refinado es la opción más ideal a la hora de hidratar la piel. Esto es por su alto contenido de vitamina E ya que las versiones refinadas no aportan esta cantidad de vitamina. También puede ser útil para fabricar cremas caseras, ya que aporta una textura más espesa y a la vez menos pegajosa.

Contraindicaciones del aceite de maíz

No todo es color de rosa, ya que a pesar de tantos beneficios hay que recordar que todos los aceites vegetales suponen un gran consumo de grasas considerables. Es por eso que, su uso e ingesta debe ser moderado sobre todo para personas con sobrepeso u obesidad es recomendable consultar con su médico nutricionista antes de incorporar a su dieta diaria ya que contrario a lo que venden los comerciales de la televisión, el aceite de maíz también tiene ciertos inconvenientes o desventajas entre están que la mayoría de los aceites vegetales elaborados en Estados Unidos son transgénicos. Es decir, contienen toxinas como el glifosato, toxina Bt y soya GM. Estos aceites también son altamente procesados lo que podría ser perjudicial para nuestra salud.