Es probable que hayas probado infinidad de platillos condimentados con orégano, una hierba aromática y exquisita. Pero, seguramente nunca habías escuchado sobre el aceite de orégano, por eso traemos hoy este artículo para que lo conozcas.

¿Qué es el aceite de orégano?

El orégano es una hierba frondosa y aromática perteneciente al grupo de las Laminaceae, mismo grupo de la menta. La planta de orégano tiene muchas especies pero se ha demostrado que la de mayor potencial terapéutico es la Oreganum vulgare.

Las hojas secas de orégano por su aroma y su sabor son usadas mayoritariamente en el arte culinaria. Pero, de ellas se puede extraer el aceite de orégano, el cual tiene poderosas funciones terapéuticas como antinflamatorio y anti fúngico.

Relato histórico

El nombre de orégano proviene del latín oro (alegría) y garos (montaña). Era llamado la alegría de la montaña, pues la hierba aliviaba muchos sufrimientos trayendo alegría y se encontraba en zonas montañosas. Las ramas eran muchas veces usadas para hacer coronas florales que se ponían sobre la cabeza en actos especiales. Se tenía la creencia que usar una corona de orégano en las bodas y nacimientos traía felicidad  a la pareja.

Más tarde con la revolución culinaria empezó a usarse en la elaboración de ricos platos. Siendo mayormente usada como condimento en la región mediterránea. Sus usos culinarios más comunes son como condimento  para salsas, pizza y carne.

Composición del aceite de orégano

Las cualidades terapéuticas de este aceite vienen dadas en su mayoría por su alto contenido de fenoles. Los fenoles son moléculas con potencial antioxidante, por lo tanto actúan disminuyendo los radicales libres del cuerpo y disminuyendo así la inflamación.

El timol es el fenol con mayor proporción en este aceite. El timol es un antiséptico y antioxidante que estimula en gran medida el sistema inmunológico, lo cual favorece a una curación más rápida.

El aceite de orégano también contiene compuestos diferentes a los fenoles que proporcionan diversas propiedades.  Tal es el caso del ácido rosamarínico, el cual es un antioxidante y antihistamínico por lo cual tiene utilidad en los trastornos alérgicos. La beta-cariofilina también es un componente importante debido a su alta potencia antiinflamatoria.

El aceite de orégano es un complemento alimentario muy útil debido a su alto contenido en macro y micronutrientes. Es rico en vitaminas (A, B y E) y en minerales como calcio, magnesio, fosforo y zinc.

Bondades del aceite de orégano

El aceite de orégano puede ser usado con total seguridad en el tratamiento de algunas patologías y también es usado en la limpieza.

Usos terapéuticos

  • Debido a sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias y anti fúngicas es usado muchas veces en el tratamiento de lesiones de piel. Aquí te mostramos sus usos terapéuticos.
  • Se usa aceite de orégano vaporizado para aliviar los síntomas del resfriado común y los cuadros alérgicos. El aceite de orégano usado en nebulizaciones alivia la tos.
  • El consumo de agua con algunas gotas de aceite de orégano sirve para aliviar el dolor de garganta y de muelas.
  • Se puede aplicar de forma tópica para aliviar erupciones cutáneas. Se usa principalmente sobre lesiones alérgicas y en picaduras de insectos. Algunas personas afirman que resulta útil como tratamiento complementario del acné, ya que seca las lesiones sin dejar el cutis graso.
  • La aplicación tópica de aceite de orégano y masajes capilares ha demostrado ser útil en el tratamiento de la caspa.
  • Se puede usar el aceite de orégano como tratamiento tópico de patologías fúngicas benignas como las pitiriasis y las tiñas.
  • Es usado en compresas y masajes para aliviar los dolores musculares, especialmente en miembros y zonas inflamadas.
  • Se ha demostrado que el aceite de orégano posee carvacrol, un compuesto con alto poder insecticida. Motivo por el cual muchas personas usan este aceite como repelente de insectos.
  • El aceite de orégano también es usado en el ámbito culinario con fines terapéuticos. Debido a su composición rica en micronutrientes funciona como complemento alimentario y fuente de vitaminas y minerales. Su consumo también aporta grasas poliinsaturadas las cuales resultan útiles en la prevención de trastornos cardiovasculares

Otros usos

Debido a su potencial antiséptico este aceite resulta ideal para la limpieza y desinfección de muebles e instrumentos. Pero para poder ser usado en la limpieza del hogar requiere de un tratamiento previo.

Nadie desea limpiar el piso o muebles con un aceite para que todo quede resbaloso. A menos que sean muebles de granito que se benefician del uso de aceite. Para el resto de los muebles se requiere realizar una mezcla a base de vinagre a fin de realizar la limpieza.  La mezcla se realiza agregando 500 cc de vinagre por cada 100cc de aceite.

Preparación casera

El aceite de orégano industrial es realizado con un proceso intenso y laborioso de destilación. Sin embargo, la preparación casera por maceración ha demostrado ser bastante efectiva manteniendo las propiedades del aceite.

Ingredientes y materiales

  • Hojas y flores de orégano secas
  • Aceite de oliva o de almendras. Se ha demostrado que estos aceites no interaccionan con los componentes del aceite de orégano.
  • Mortero o cualquier elemento para triturar y machacar.
  • Frasco de vidrio

Indicaciones

  1. Hierve agua en una olla y luego apaga el fuego.
  2. Tritura y machaca las hojas y flores de orégano, luego viértelas en el frasco de vidrio.
  3. Agrega el aceite de oliva al frasco de vidrio. Debes agregar aproximadamente 2 cm de aceite por encima de los residuos de las hojas de orégano trituradas.
  4. Coloca el frasco de vidrio que contiene el aceite dentro de la olla con agua hervida, tipo a baño maría.
  5. Una vez que el agua haya enfriado coloca el frasco destapado en una ventada donde incida bastante sol. Puedes colocar una servilleta o algún plástico para evitar que se contamine con residuos del ambiente, pero nunca hacer un cierre hermético.
  6. Dejar macerar por 3 semanas y luego colar.

Precauciones a tomar con el uso de este aceite

  • Si eres alérgico a la menta, salvia, albahaca y lavanda no debes consumir ni usar el aceite de orégano. Todas estas plantas pertenecen a la familia Laminaceae por lo que puede haber reacciones cruzadas alérgicas.
  • No se recomienda su uso en mujeres embarazadas, ni en mujeres que se encuentren dando lactancia.

Esperamos que te haya gustado este artículo y hayas aprendido más sobre este útil aceite terapéutico.