El aceite de sésamo o ajonjolí es proveniente de una planta llamada sesamum indicum. Este líquido graso se extrae de las semillas de la flor de sésamo al igual que la leche de sésamo. El aceite que debe ser obtenido por primera vez bajo presión en frio.

aceite de sésamo

Es utilizado de muchas maneras entre estas se encuentra que sirve para preparar diferentes recetas culinarias, en tratamientos de belleza, remedios caseros, y ampliamente usado en la medicina alternativa, ya que estas semillas son tan beneficiosas para nuestra salud debido a sus largas listas de propiedades. Aunque se puede conseguir en muchas tiendas naturistas y farmacias, conseguir la flor de sésamo del que se obtienen las semillas no es tan sencillo ni barato, pero queremos animarlos con este articulo y darles a entender que valdrá mucho la pena el sacrificio que hagan para obtener este fabuloso aceite.

Propiedades del aceite de sésamo

Entre sus propiedades tenemos que la semilla de sésamo contiene ácidos grasos esenciales como el omega 6, omega 9, lecitina y fibras. También posee proteína vegetal en forma de aminoácidos como la metionina. Además minerales como el calcio, hierro, magnesio, zing entre otros; y algunas vitaminas como la vitamina E, antioxidantes, hidratantes, analgésicos, antiinflamatorios, estos son solo algunos de los componentes que contiene tanto la semilla como el aceite de sésamo.

Beneficios del aceite de sésamo

Sus beneficios son muy variados, ya que puede ser muy favorecedor para nuestro cerebro debido a que contiene componentes naturales como el zinc, el hierro y el calcio, otro de sus aportes más valorados de este aceite es sin duda alguna el magnesio ya que este mineral es sumamente importante para nuestra salud. Especialmente porque combate el agotamiento físico y mental, cuida nuestros huesos, fortalece el sistema nervioso, y combate las depresiones de cualquier tipo.

Contiene gran cantidad de vitamina E, además de fosfolípidos y leticina que son necesarios para mejorar el rendimiento de la memoria y de proteger las células nerviosas del cuerpo. En conclusión, todos estos elementos son absolutamente necesarios para fortalecer la salud cerebral y prevenir enfermedades irreversibles como el alzhaimer.

Otro de los beneficios del sésamo es que ayuda a reducir el colesterol e impedir que la grasa se estanque en nuestras arterias endureciéndolas en el acto. Esto hace a este aceite un aliado natural para el corazón. Además, es un buen antiinflamatorio especialmente para personas que sufren de problemas de artrosis, artritis, túnel carpiano, inclusive los típicos calambres musculares, esguinces, tendinitis y hasta dolor de oído.

Si sufres de descalcificación en los huesos, te duele la cadera muy a menudo, sientes dolores en las rodillas a la hora de subir escaleras, y has recibido diagnóstico de huesos débiles, tienes una buena solución en este aceite ya que aporta un nivel muy adecuado de calcio vegetal. De hecho, este aceite resulta ser más saludable que el calcio que proviene de la leche como ya se sabe es de origen animal, resulta ser muy interesante que en países de Oriente Medio y Asia se le considera a este aceite “el aceite de la mujer” por la forma tan particular en como cuida nuestra salud.

Usos del aceite de sésamo

El aceite de sésamo tiene múltiples usos, debido a sus numerosas cualidades que la hacen tan única y especial en todo el reino vegetal. Entre estos usos tenemos que su esencia sirve para proteger a la piel de los rayos ultravioletas. También reduce el dolor de las articulaciones y huesos, es sumamente efectivo contra el colesterol alto, ayuda a que sistema inmunológico funcione mejor, contrarresta el ataque de radicales libres, hidrata la piel evitando que se reseque, funciona como un depurativo para el organismo, favorece la eliminación de grasas especialmente que hacen dietas y actividades deportivas para evitar el sobrepeso. De igual forma el aceite regula la función intestinal, ayuda a que la actividad cerebral que hace posible la memoria funcione mejor.

La flor de sésamo se puede hacer en forma de un buen remedio casero que alivia dolencias reumáticas, es un buen remedio para las mujeres durante el periodo de la menopausia, ayuda a prevenir la osteoporosis, combate la ansiedad, el insomnio y el estrés causado por diferentes actividades laborales y académicas, previene también la aparición de estrías, cicatrices y flacidez en la piel femenina. Finalmente, el aceite de sésamo es muy beneficioso para proteger el sistema cardiovascular previniendo la formación de coágulos en la sangre.

Aceite de sésamo para la piel

Uno de los productos naturales más usados en la industria de la belleza es el aceite de sésamo por ser una de las mejores fuentes antioxidantes que existen. También por las siguientes razones que mencionaremos a continuación: Es perfecto para hidratar las pieles muy secas o castigadas por los rayos ultravioletas; es un revitalizante natural de la piel que la nutre y repara aportándole múltiples vitaminas y antioxidantes; aporta firmeza a la piel reduciendo las estrías incluso desaparece las manchas producidas por un acné muy pronunciado.

En muchos países se utiliza como protector solar ya que logra reducir el impacto que causan en la piel los rayos UV. Sin embargo, su protección es baja si se aplica al estar mucho tiempo expuesto al aire libre por lo que se recomienda más bien que se aplique al llegar a casa después de estar en la playa, ya que de esta forma ayudara mejor a hidratar la piel ante posibles quemaduras favoreciendo así que el bronceado dure mas tiempo.

Contraindicaciones del aceite de sésamo

El aceite de sésamo o ajonjolí también tiene algunas contraindicaciones debido a su alto contenido de omega 6, es por esto que es recomendado que el aceite ajonjolí sea mezclado con otros aceites vegetales que contenga altos niveles de omega 3.

Entre sus desventajas tenemos que en personas con diarrea no es apto su consumo porque puede tener un efecto de laxante sobre ellos, tampoco se sugiere realizar masajes con este aceite a personas con fiebre, vómitos y enemas, ni tampoco ingerir luego de tomar algún desparasitante, este aceite también puede contener algunas impurezas que pueden ser dañinas para personas alérgicas al sésamo o a otros alimentos como aguacates, kiwis, avellanas, semillas de amapolas, macademias y pistachos.